viernes, 6 de marzo de 2015

El descubrimiento mueve hacia atrás unos años el reloj de la evolución humana, puesto que hasta ahora los fósiles más antiguos de este género, al que pertenece el hombre actual, databan de entre 2,3 y 2,5 millones de años.

Científicos sitúan al género "Homo" hace 2,8 millones de años

El descubrimiento mueve hacia atrás unos años el reloj de la evolución humana, puesto que hasta ahora los fósiles más antiguos de este género, al que pertenece el hombre actual, databan de entre 2,3 y 2,5 millones de años.

EL UNIVERSAL
jueves 5 de marzo de 2015  12:35 PM
Washington.- Un equipo de científicos sitúa al género "Homo" hace 2,8 millones de años, 500.000 años antes de lo que se creía, según reveló el análisis de un fósil de homínido encontrado en un yacimiento en Etiopía, cuyos resultados se publican hoy en Science.

El descubrimiento mueve hacia atrás unos años el reloj de la evolución humana, puesto que hasta ahora los fósiles más antiguos de este género, al que pertenece el hombre actual, databan de entre 2,3 y 2,5 millones de años.

Los investigadores aseguran que el hallazgo demuestra que la divergencia del género "Homo" ocurrió antes de lo que se había concluido, aunque indican que serán necesarias más investigaciones para determinar a qué especie puede pertenecer, reseñó Efe.

El fósil, encontrado en 2013 en el yacimiento Ledi-Geraru en el estado regional de Afar (Etiopía), es una mandíbula parcial con cinco dientes intactos, que según explican combina rasgos primitivos del "Australopithecus" con características más modernas del "Homo".

El hallazgo tuvo lugar a unos kilómetros de la zona de Hadar, donde en los años setenta otro equipo de investigadores encontró a "Lucy", el esqueleto de "Australopitecus afarensis" más completo encontrado hasta ahora, con una antigüedad de alrededor de 3,2 millones de años.

"A pesar de muchísima búsqueda, los fósiles del linaje 'Homo' de más de 2 millones de años, son muy raros", señaló Brian Villmoare, de la Universidad de Nevada, uno de los investigadores principales, quien en rueda de prensa mostró el entusiasmo del equipo ante el hallazgo.

Villmoare y su equipo estudiaron a fondo la mandíbula y descubrieron que, aunque la edad y ubicación del fósil lo colocan cerca del "Australopithecus afarensis", su dentadura coincide más bien con las primeras especies del "Homo", con molares delgados, premolares simétricos y una mandíbula de proporciones uniformes.

El académico señaló que el periodo que abarca entre 2 y 3 millones de años es uno de los que más lagunas tiene respecto al estudio de los orígenes del hombre, por lo que "tener una idea de la fase más temprana de la evolución de nuestro linaje es particularmente emocionante".

Este descubrimiento esperan que ayude a reducir la brecha evolutiva entre el "Australopithecus" y el "Homo".

"Es un excelente ejemplo de un fósil de transición en un período crítico en la evolución humana", aseguró William Kimbel, profesor de la Universidad Estatal de Arizona y coautor del estudio.

Por otra parte, la investigadora del departamento de geociencias de la Universidad Estatal de Pensilvania Erin DiMaggio lidera otro estudio en el que describen geológicamente el yacimiento donde se descubrió la mandíbula, que confirmó la edad del fósil.

Las rocas y fósiles vegetales que están analizando "permiten arrojar luz no solo sobre un linaje humano, sino sobre el establecimiento de un entorno geológico en el que vivieron los primeros 'Homo'".

El equipo utilizó distintos sistemas de datado como el análisis radiométrico de las capas de cenizas volcánicas para determinar la antigüedad de los sedimentos del yacimiento.

"Estamos seguros de la edad del LD 350-1", afirmó la investigadora sobre el fósil.

Las evidencias geológicas de la capa donde se encontró el fósil LD 350-1 sugiere que el ambiente estaba dominado por pastizales y arbustos, alrededor de ríos o humedales. Un escenario que coincidiría con lo que se sabe de la región correspondiente a esa época, antes de que comenzara a convertirse en más árida.

Lo que está por aclarar es la influencia que podría haber tenido un cambio climático global en ese periodo y si pudo haber estimulado extinciones y nuevas especies, incluido el origen del "Homo", algo sobre lo que se han hecho hipótesis en el pasado.

"Todavía es demasiado pronto para decir si el cambio climático es responsable del origen del 'Homo'", señaló en una nota Kaye Reed, codirectora de la investigación de la Universidad de Arizona, quien agregó que para ello necesitan "una muestra mayor de fósiles de homínidos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada