sábado, 12 de septiembre de 2015

Un equipo de paleontólogos descubrió en Sudáfrica una nueva especie de homínido bautizada Homo naledi y que se supone es uno de los primeros antepasados del hombre, según anunció la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo.

Todos descendemos del Homo naledi

En Suráfrica se encontraron restos óseos de un antepasado del hombre, con partes de primate y partes humanas.

imageRotate
Los científicos encontraron tantas piezas que prácticamente pudieron reconstruirlo todo (AP)
| 1 | 2 |
EL UNIVERSAL
viernes 11 de septiembre de 2015  09:32 AM
Johannesburgo.- Un equipo de paleontólogos descubrió en Sudáfrica una nueva especie de homínido bautizada Homo naledi y que se supone es uno de los primeros antepasados del hombre, según anunció la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo.

El hallazgo, documentado en la revista eLife y difundido por la agencia Dpa, tiene su origen en 2013, cuando fueron descubiertos más de 1.550 fósiles en una remota cámara de la caverna Rising star, dentro del yacimiento paleontológico Cuna de la Humanidad. El sitio se sitúa a 50 kilómetros de la capital de Suráfrica.

"Considerando que casi todos los huesos del cuerpo están representados en múltiples ocasiones, el Homo naledi es ya prácticamente el miembro fósil mejor conocido de nuestra estirpe", dijo Lee Berger, director de las dos expediciones.

De momento, el equipo de paleontólogos ha recuperado partes de al menos 15 individuos de la misma especie, correspondientes tanto a niños como a adultos y ancianos. Los fósiles se encontraban en una cámara de difícil acceso a 90 metros de profundidad donde se cree que fueron depositados intencionadamente. 

El Homo naledi, bautizado así en referencia a la cámara Dinaledi o de las estrellas (naledi significa estrella en la lengua sesotho) donde fueron hallados, "tiene el aspecto de ser uno de los miembros más primitivos de nuestro género, pero también posee características sorprendentemente humanas", apuntó John Hawks, de la Universidad de Wisconsin-Madison y coautor del estudio que describe la nueva especie.

Este primitivo homínido medía aproximadamente metro y medio y pesaba unos 45 kilos. Tenía un cerebro pequeño, del tamaño de una naranja (un tercio del Homo sapiens) y unos dientes similares a los de los primeros homínidos. Sus pies son muy similares a los de los humanos actuales, mientras que sus hombros se asemejan más a los de los monos. Sus manos sugieren que manejaba herramientas y en ellas destacan unos dedos "extremadamente curvados", aptos para trepar.

"Es una criatura que no se parece a ningún otro homínido hallado hasta la fecha. No imaginamos que desenterraríamos una nueva especie que nos diría más de lo que jamás habíamos descubierto", añadieron los científicos.

Los fósiles aún no están datados pero se cree que provienen de hace tres millones de años, por lo que el Homo naledi pudo haber sido de los primeros antepasados del hombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada