miércoles, 27 de noviembre de 2013

Los restos fósiles de un gran dinosaurio del género Diplodocus de 150 millones de años de antigüedad fueron subastados en Reino Unido por 400 mil libras, equivalentes a 472.000 euros o 639.000 dólares, por debajo de lo estimado inicialmente por la casa de subastas.

Con 150 millones de años

Venden esqueleto de dinosaurio en 639 mil dólares

A partir de los fósiles, puso reconstruirse el cuerpo prácticamente completo. Los restos fueron hallados en una cantera cercana a Wyoming, en Estados Unidos. La primera pieza la encontraron dos niños.

imageRotate
El dinosaurio fue hallado en Wyoming (Efe)
EL UNIVERSAL
miércoles 27 de noviembre de 2013  
Londres.- Los restos fósiles de un gran dinosaurio del género Diplodocus de 150 millones de años de antigüedad fueron subastados en Reino Unido por 400 mil libras, equivalentes a 472.000 euros o 639.000 dólares, por debajo de lo estimado inicialmente por la casa de subastas.

El esqueleto, que corresponde a una hembra que ha sido apodada "Misty", mide 17 metros de longitud y seis de altura y fue hallado prácticamente intacto en 2009 cerca de una cantera de Wyoming, en Estados Unidos, reseñó la agencia Efe.

El fósil se remató finalmente por debajo del precio estimado por la casa de subastas Summers Place Auctions, en Billingshurst, al sur de Inglaterra, que esperaba venderlo por 600.000 libras, o 714.000 euros, 966.000 dólares.

Los restos del dinosaurio se descubrieron por casualidad, cuando el paleontólogo Raimund Albersdoerfer participaba en una excavación y envió a sus dos hijos, Benjamin y Jacob, a cavar en una zona cercana, donde los niños encontraron un enorme hueso que resultó pertenecer a "Misty".

Nueve semanas después de ese hallazgo inicial, el equipo de Albersdoerfer había desenterrado el esqueleto completo, que fue restaurado en un laboratorio de fósiles holandés antes de ser montado en Reino Unido.

Errol Fuller, experto de historia natural y encargado de la subasta, indicó que "probablemente hay unos seis ejemplares en los grandes museos del mundo".

"Estamos hablando de un ejemplar muy raro. Incluso aunque tengas la suerte de encontrar uno de estos, la excavación y la preparación que requiere es una labor enorme", dijo el experto.

Fuller explicó que "la roca en la que el esqueleto estaba incrustado ha sido extremadamente difícil de separar de los huesos. No se podía hacer con un mazo puesto que los huesos eran vulnerables y podían romperse".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada