domingo, 24 de agosto de 2014

Acaba de hacerse público el más completo estudio sobre el tráfico ilegal de marfil en África y las conclusiones son desoladoras: unos 100.000elefantes fueron abatidos por cazadores furtivos entre 2010 y 2012.

Notitarde 23/08/2014 

El elefante africano podría desaparecer de gran parte del continente en 10 años


muyinteresante
EEUU., 23 agosto 2014.- Acaba de hacerse público el más completo estudio sobre el tráfico ilegal de marfil en África y las conclusiones son desoladoras: unos 100.000elefantes fueron abatidos por cazadores furtivos entre 2010 y 2012.
Esto supone que la población de este proboscidio ha descendido en solo dos años del 2% al 3%. De continuar el exterminio a ese ritmo, el gran mamífero podría desaparecer en muchas partes del continente de aquí a diez años.
Publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, esta investigación es la primera que estima cómo está afectando la caza ilegal de elefantes a la especie en todo el continente africano.
Para realizar el cálculo, el ecologista George Wittemeyer, del Universidad Estatal de Colorado, y sus colegas primero analizaron los datos recogidos en la Reserva National de Samburu, en Kenia, y comprobaron que en 2009 se registró un aumento súbito de las matanzas de furtivos. Paralelamente se incrementó la actividad del comercio ilegal de marfil con destino a China.
Luego utilizaron las cifras de muertes relacionadas con esta actividad que ha recolectado el programa internacional Monitoring the Illegal Killing of Elephants (MIKE) y las relacionaron con otras variables, como el aumento del consumo en la sociedad china y el número de casos de corrupción en las autoridades locales. De ese modo confeccionaron un modelo que les sirvió para extrapolar los datos a 306 poblaciones de elefantes en toda África.
Los conservacionistas llegaron así a la conclusión de que cada año, en 2010, 2011 y 2012, se dieron caza a 33.630 ejemplares. Este declive podría barrer a la especie en muchos puntos del mapa, alertan los expertos, que se han sorprendido por las dimensiones del problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada