sábado, 22 de noviembre de 2014

Cuarenta y seis tradiciones aspiran a convertirse en patrimonio inmaterial...Los Estados han convertido la lista de patrimonio inmaterial que difunde la Unesco en un "desfile de moda", sin preocuparse por su verdadero objetivo, que es salvaguardar las manifestaciones culturales que se hallan en peligro, denunció la organización.

Lista de patrimonio inmaterial no es un "desfile de moda"

Unesco critica falta de compromiso con la convención por parte de los Estados

imageRotate
La tradición oral de los mapoyo Venezuela necesita ayuda urgente
EL UNIVERSAL
miércoles 19 de noviembre de 2014  12:00 AM
Los Estados han convertido la lista de patrimonio inmaterial que difunde la Unesco en un "desfile de moda", sin preocuparse por su verdadero objetivo, que es salvaguardar las manifestaciones culturales que se hallan en peligro, denunció la organización. 

Un total de 46 candidaturas aspiran a incorporarse a la lista representativa de patrimonio inmaterial de la Unesco la semana que viene, mientras que otras ocho pretenden ser incluidas en el registro de protección urgente, que, a juicio de la secretaria de la Convención, Cécile Duvelle, es el que más debería importar. 

"Desgraciadamente, los Estados no comprenden la Convención y solo se centran en la lista representativa, como si se tratase de un desfile de moda", consideró Duvelle en un encuentro con periodistas.

Duvelle llamó la atención sobre el hecho de que la Unesco dispone de un fondo de más de cuatro millones de dólares para asistencia internacional al patrimonio que este año se quedarán presumiblemente sin receptor, ya que solo se han presentado dos proyectos y un comité técnico no ha recomendado su aprobación, reseñó Efe. 

"Hay un malentendido, seguimos centrándonos en la lista representativa. Eso quiere decir que hay cuatro millones de dólares esperando destino. Hace falta que la conciencia cambie", señaló. 

Entre las manifestaciones que esperan ser incluidas en la lista que necesitan ayuda urgente están la tradición oral de los mapoyo, de Venezuela, y las tradicionales orales de los tolupanes de la Montaña de la Flor, en Honduras. 

También habrá candidaturas de Argentina, Brasil, Chile, España, Perú y Portugal entre las 46 que esperan ser seleccionadas por la Unesco para su lista representativa de patrimonio inmaterial, en la que ya figuran 281 elementos inscritos. 

En 2008 se creó la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, que está por los 90 elementos que se proclamaron obras maestras del patrimonio oral e intangible en 2001, 2003 y 2005.


Cuarenta y seis tradiciones aspiran a convertirse en patrimonio inmaterial

Junto a la elección de la llamada Lista Representativa del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, también se escogerá, entre ocho candidaturas, a los nuevos integrantes del registro de elementos que necesitan una protección urgente.

EL UNIVERSAL
martes 18 de noviembre de 2014  04:05 PM
París.- Un total de 46 tradiciones, entre ellas una española y cinco latinoamericanas, aspiran a ser designadas como patrimonio inmaterial de la humanidad en la selección que la Unesco realizará entre los próximos 24 y 28 de noviembre en París.

Junto a la elección de la llamada Lista Representativa del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, también se escogerá, entre ocho candidaturas, a los nuevos integrantes del registro de elementos que necesitan una protección urgente.

España aspira a figurar en la lista representativa con las tamborradas, rituales con toques de tambores, que incluyen un sinfín de manifestaciones, desde la Rompida de la hora en el Bajo Aragón a la Fiesta de los tambores o Tamboradas de Mula y Moratalla, en Murcia.

Esta candidatura fue elaborada con la participación de cinco comunidades autónomas que comparten ese mismo "lenguaje común".

Sin embargo, el comité técnico que analiza a los aspirantes ha situado la candidatura española en la categoría de "aplazado", lo que quiere decir que por ahora no recomienda su inscripción, pero que aún podría ser incluida en la Lista de Patrimonio Inmaterial la semana que viene.

Ese mismo comité recomendó inscribir en el registro al pujllay y el ayarichi, músicas y danzas de la cultura yampara, de Bolivia; al capoeira brasileño; al baile chino, de Chile; y a la fiesta de la Virgen de la Candelaria, de Perú.

Precisamente, esta última ha abierto la polémica en Bolivia, que ha protestado porque en esa festividad se baila la diablada, danza propia del carnaval boliviano de Oruro, que ya forma parte del patrimonio inmaterial.

En declaraciones a la prensa, la secretaria de la Convención de la Unesco, Cécile Duvelle, auguró que "habrá debate" a este respecto la semana que viene, pero cree que la tradición peruana será finalmente aceptada, porque, recordó, "la inscripción no significa una noción de exclusividad".

Por contra, el comité que examina las candidaturas desaconsejó la inscripción de la candidatura argentina de la cultura de los cafés en Buenos Aires.

En total, explicó Duvelle, alrededor de un 70 % de los aspirantes han recibido la luz verde del comité técnico para su inclusión en la lista, aunque ello no implica necesariamente que esas recomendaciones se vayan a cumplir al pie de la letra la semana que viene.

Un total de 161 países han suscrito la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la Unesco desde su aprobación, en 2003.

Entre los pocos países que no se han sumado a ese acuerdo (lo cual, recordó Duvelle, no quiere decir que no protejan bien su patrimonio), están Estados Unidos, Rusia, Canadá, Reino Unido o Australia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada