viernes, 7 de junio de 2013

Después de presentar de forma muy suscinta el marco histórico y formativo que tiene la Dra. Henriqueta Peñalver y sobre los cuales estructura su misión de vida, voy a comenzar a relatar su biografía, extraída de las págs. 311-13 del libro de la investigadora MUÑOZ DE CHACIN, Vitalia: "La huella femenina en el arte y la docencia carabobeña" Valencia, Secretaría de Cultura del Ejecutivo del Estado Carabobo,Alfa Editores, 337 p. (Colección Historia "Alfonso Marín)... A ella agregaré notas porque aspiro dar la información que permita a los que leen este blog, entender y conocer la época en que se formó Henriqueta Peñalver Gómez desde niña, desde su hogar con principios y valores unidos a un amor a Venezuela, que se demostró en la participación de sus hermanos y familia en las luchas en la resistencia a las dictaduras de Juan Vicente Gómez y Pérez Jiménez, completada por insignes maestros que constituyen una de las épocas más brillantes de la educación en nuestro país. Con esa formación salgo al paso a calumnias que me llevaron y llevan al hartazgo y al asco, que la señalan como mujer sin principios que robaba y vendía piezas arqueológicas sacadas de sus excavaciones en la Cuenca del Lago de Valencia. Señor@as una maestra y luego profesora formada en esos años no tiene el código corrupto que si se ve ahora, su mente estaba en lograr el bien del país, a través de la educación y el servicio, de ahi que continuara estudios en las Escuelas de Historia y luego de Sociología eligiendo Antropología en la encrucijada famosa que regía a dicha Escuela de la UCV, como una forma de servir mejor al país ampliando horizontes a través de nuevos saberes que agregaba más conocimientos a sus posibilidades de servicio ...Y en este caso vi a la Dra. Peñalver pagar de su bolsillo, personal e investigadores como el Hermano Nectario María durante su estadía en el Archivo de Indias...Quienes han comenzado con esas antiguas maledicencias son antropólogos compañeros suyos, que como decía el gran amigo de Henriqueta: Miguel Arroyo, "están envidiosos de sus logros y de la posesión de la maravillosa colección que sobre los orígenes de las culturas indígenas que vivieron en la Cuenca del lago de Valencia, poseen los Institutos de Antropología e Historia de Aragua y Carabobo hechos por ella". En el año 2000, ya muy anciano, Miguel Arroyo organizó la exposición de Arte Prehispánico, donde el Estado carabobo mostró gracias a la colección de la Dra. Peñalver, su más hermoso e increíble riqueza patrimonial, callándole la boca a muchos de mis colegas en FUNDAPATRIA, que como loros repetían que la Doctora se robaba el patrimonio del Estado. Ahi comprendí que el refrán "Cada ladrón juzga por su condición y que la envidia e ignorancia son las peores enemigas de quienes han hecho una labor tesonera en pos de una Venezuela digna y soberana.

"...Su educación  primaria la realizó en Cumaná. Después se residenció en Caracas, donde se gradúa de Maestra Normalista, luego de Bachiller y finalmente culminó sus estudios en el Instituto Pedagógico
Nacional, obteniendo el título en la rama de Ciencias Sociales.
Comenzó a trabajar en Caracas como profesora de la Escuela Normal "Gran Colombia" (1) luego fue Directora de la Escuela Normal "Miguel Antonio Caro" (Muñoz de Chacín: 311)

NOTAS:
1.- La Escuela Normal "Gran Colombia" fue fundada en los años de 1893 con el Gobierno de Joaquín Crespo. Específicamente el  1º de enero de 1893, cuando éste decreta la creación de uncentro de formación. una escuela primaria de niñas que serviría de práctica profesional a las futuras normalistas de la “Escuela Normal de Mujeres”, con el objetivo de formar maestras de instrucción primaria. Este plantel inicia sus actividades el 20 de febrero de 1893 con una matrícula de 150 alumnas, que incluía dos alumnas becadas por cada entidad federal.La primera directora de este plantel fue Antonia Esteller Camacho Clemente y Bolívar, sobrina – nieta del libertador. La actual sede fue inaugurada durante el periodo presidencial del General Marcos Pérez Jiménez, el 13 de noviembre de 1950.La Escuela Normal de Mujeres recibirá distintos nombres a lo largo de su historia: “Escuela Normal de Maestras”, “Escuela Normal Gran Colombia”, manteniendo hasta los años ochenta su condición exclusiva de instituto de formación docente.En 1964 se incluye un ciclo básico mixto y se incorpora un ciclo diversificado de dos años de duración. Al ampliar sus funciones adquiere un nuevo nombre, “Unidad Escolar Gran Colombia”. En el año escolar 1969- 1970 se establece el ciclo diversificado mención normal con una duración de tres años, recibiendo los egresados el titulo de bachiller docente.La última promoción de docentes egresó el año 1983 y es a partir de ese momento que la institución adquiere su condición actual.De acuerdo a lo estipulado en el reglamento general de la ley orgánica de educación del año 1986 en su articulo 70, este centro educativo recibe su nombre actual, “Unidad Educativa Nacional Gran Colombia”, por atender más de un nivel y modalidad del sistema educativo, a saber: en los niveles de educación preescolar, primera, segunda y tercera etapa de educación básica, educación media diversificada y profesional en las menciones administración financiera y mercadeo y en las modalidades de educación especial (niños hipo-acústicos), educación para adultos y niños excluidos del sistema escolar.Esta unidad ha funcionado desde su fundación en diferentes locales: Esta unidad ha funcionado desde su fundación en diferentes locales: en sus inicios funcionó en una casona ubicada en el centro de Caracas entre las esquinas de Marrón a Cují, luego seria traslada Villa Zoila antigua residencia presidencial, acondicionada durante el gomecismo como local escolar localizada en la urb. El Paraíso. Posteriormente es mudada a una casa situada entre las esquinas de Perico a San Lázaro, también en centro de la ciudad, misma casa que luego fuera ocupada por la imprenta nacional. En el año de 1939, este plantel estrenó la primera sede construida especialmente para su funcionamiento la cual se encuentra emplazada en la esquina de Mamey, donde actualmente funciona la unidad educativa nacional Francisco Pimentel. La actual sede fue declarada patrimonio nacional e internacional en el periodo 1998-1999 y construido por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva durante el periodo presidencial del General Marcos Pérez Jiménez
La Gran Colombia tiene una significación para la historia de Venezuela. “Por un lado, fue una experiencia previa casi paralela a lo que es la Universidad Central de Venezuela, UCV, que es un icono de la arquitectura nacional porque es una pequeña ciudad jardín que eran los primeros conceptos de lo que se manejaba en Europa para esos momentos de lo que se llamaba ciudades jardines. Las primeras edificaciones eran exclusivamente para escuelas con los conceptos de aulas abiertas, tropicales con jardines adentro, con grandes entradas de luz.
La actual sede fue declarada patrimonio nacional e internacional en el periodo 1998-1999.

(2) Escuela "Miguel Antonio Caro" cumple 62 años en medio de carencias.
El liceo Miguel Antonio Caro, de Catia, que es patrimonio de la ciudad y Monumento Nacional desde 1980, arribó a los 62 años de fundado, en medio de graves carencias denunciadas por sus alumnos y profesores, que señalan que deben mejorarse las áreas deportivas, jardines, baños, entre otras y mayor esfuerzo para rescatar la excelencia de la enseñanza.

Debemos luchar por la "Miguel Antonio Caro", porque ha caído en un agujero negro, ya que la planta física tiene muchos años si ser tomada en cuenta, aunque entendemos que hay muchos problemas porque es un Monumento Histórico Nacional y no puede ser remodelado sino rehabilitado. Nos ha visitado mucha gente como arquitectos de la Universidad Central de Venezuela, enviados por FEDE y el Ministerio de Educación, pero hasta ahora no se ha hecho nada y la edificación se nos está cayendo encima", afirmó César Bompart, coordinador del Departamento de Formación y Difusión Cultural de la institución educativa.

La escuela funciona dentro de las instalaciones del parque del Oeste, en Catia, desde 1945; pero su trayectoria educativa lleva 95 años, cuando se formó como Escuela Normal para Hombres en Caracas y posteriormente se convirtió en el Colegio Normal "Miguel Antonio Caro".

En el liceo estudian 1.600 estudiantes, y su plantilla docente es de 110 profesores. Fue declarado liceo Bolivariano en el año 2002. (El Universal jueves 17 de mayo de 2007 )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada